Plan Institucional de la Facultad

¿Qué es el P.I.F.?

El Decanato de la Facultad Regional Tucumán de la UTN decidió, a fines del año 2011, comenzar la elaboración de un Plan Institucional (PIF) basado en la construcción de consensos, el pensamiento estratégico y la voluntad de acción para el mejoramiento. Las resoluciones números 1549/2012, 1871/2012 y 1152/2013, mediante las cuales el Consejo Directivo de nuestra Facultad aprobó por unanimidad la VISIÓN, OBJETIVOS Y ACCIONES del Proyecto Institucional de Facultad en un  todo de acuerdo con el TITULO I PRINCIPIOS CONSTITUTIVOS Y MISION DE LA UNIVERSIDAD del Estatuto Universitario de nuestra Universidad Tecnológica Nacional.

Respecto la metodología utilizada este Decanato de la Facultad Regional Tucumán de la Universidad Tecnológica Nacional decidió a fines de 2011, formalizada  en Febrero del año 2012 por Resolución N° 55/2012, encomendar a la Secretaría de Planeamiento la elaboración de un Proyecto Institucional de Facultad (PIF) basado en la construcción de consensos, el pensamiento estratégico y la voluntad de acción para el mejoramiento, coherente con la Resolución N° 133/2008 del Consejo Superior de la Universidad Tecnológica Nacional que aprobó el Plan Estratégico de la UTN y la Resolución N°450/2010 mediante la cual se aprobó el Informe de Autoevaluación Institucional y Plan de Desarrollo Institucional a nivel Universidad.

El planteo planificador busca concretar el sentido que esta Unidad Académica a lo largo de los años fue construyendo, a saber: generar conocimiento y su democratización como fuente de progreso y equidad social, integrar a la vida académica los problemas sociales y económicos, promover el compromiso de los claustros en el diseño futuro de nuestra  Facultad y facilitar herramientas para el desarrollo productivo regional. Declarándonos tributarios de la tradición reformista de la Universidad Pública Argentina, en la búsqueda de la emancipación humana, con firmes convicciones éticas, en el más alto nivel de calidad y expresada en toda la diversidad académica, científica, técnica, humanística y cultural.

Aspiramos a que el PIF  sea, citando al Plan de Desarrollo Institucional de la UTN, “una herramienta de gestión dinámica e indispensable para generar decisiones con una mirada de futuro, una guía para la toma de dichas decisiones y un instrumento de orientación y control de gestión basada en parámetros globales y objetivos institucionales específicos” y además “confeccionado en el pleno ejercicio de su autonomía, reúna estrategias consistentes, pertinentes y factibles, con la mirada puesta en el futuro de la Universidad”.

 Nuestra Facultad debió y debe afrontar  procesos de acreditación que requieren necesariamente la elaboración  de diagnósticos y análisis de autoevaluación, como así también la formulación de acciones y ante ello resulta necesario explicitar nuestro convencimiento que dichos procesos impactan  positivamente en la gestión haciendo de la evaluación una práctica sistemática e inseparable del Planeamiento Institucional.

 Como base fundamental para el análisis prospectivo y la observancia de nuestra  Responsabilidad Social Universitaria (RSU) la gestión de la Facultad se funda en criterios de buen gobierno, apertura, transparencia, eficiencia y sanas prácticas, en un marco institucional democrático y de participación responsable con sentido republicano. La decisión adoptada, mencionada en el segundo párrafo, implicó una invitación al esfuerzo cooperativo a todos los miembros y estamentos de la Facultad Regional Tucumán, sin exclusiones, a participar en el diagnóstico, la definición de objetivos institucionales y líneas de trabajo que permitan a la Facultad proyectarse en la sociedad con un horizonte temporal que supere la inmediatez.

La metodología para la elaboración del PIF fue democrática, abierta y pluralista, estableciéndose como principios básicos y elementales para su formulación la legitimidad y la transparencia del proceso. El primer requisito para cumplimentar lo afirmado es el registro documental estricto de cada una de las actividades realizadas, como así también la debida asistencia técnica en todo el proceso a los diversos actores institucionales para el máximo aprovechamiento del potencial de los claustros.

Se cumplieron etapas de trabajo preparatorio, que resultaron en las Jornadas de Sensibilización realizadas a fines de 2011, la creación de la Comisión de Planeamiento en el ámbito del Consejo Directivo por resolución 1490/2011 y su continuidad, ante el recambio de consejeros, para el período 2012-2014 mediante la Resolución N° 1295/2012,  la conformación de un Equipo Técnico experto en planificación, de alto nivel y con antecedentes relevantes, a partir de febrero de 2012 mediante Resolución 88/2012, talleres con miembros del gabinete, directores y secretarios de departamento y representantes de los claustros donde se definieron los alcances del proyecto y un cronograma.

Ante la necesidad de elaborar un documento de contexto con rigor técnico y formal se conformó, también en el ámbito y con dependencia en la Secretaría de Planeamiento, un equipo de trabajo integrado por especialistas en Economía y Desarrollo Regional, con antecedentes académicos relevantes,  mediante Resolución N° 966/12 para  producir el INFORME SOCIO ECONÓMICO Y PRODUCTIVO DE LA PROVINCIA DE TUCUMÁN con el objetivo, no solamente de producir un diagnostico, sino de analizar y describir tendencias y contrastar tasas e indicadores de Tucumán con el país. Del mismo modo se utilizó como insumos, el documento Lineamientos Estratégicos Para El Desarrollo de Tucumán 2016-2020 elaborado por la Provincia de Tucumán, el proyecto de tesis  “Autoevaluación Modelo EFQM (Fundación Europea de Gestión de la Calidad) de Excelencia, de la gestión del Servicio Universitario en el Decanato de la Facultad Regional Tucumán de la Universidad Tecnológica Nacional, como así también el Plan Estratégico para la Formación de Ingenieros 2012-2016 elaborado por la Secretaría de Políticas Universitarias y el Plan Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación-Lineamientos Estratégicos 2012-2015 del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

En cumplimiento del cronograma de trabajo acordado se realizaron entrevistas a docentes e investigadores destacados, Decano electo y candidato opositor a los efectos de abarcar todos los sectores políticos, secretarios de facultad,  encuentros abiertos con los claustros de docentes, graduados, estudiantes y  no docentes, video conferencias con la Secretaría de Planeamiento de la Universidad Tecnológica Nacional, Decanos y miembros de las comisiones de autoevaluación y planeamiento de diversas facultades regionales, visitas a los departamentos de enseñanza por parte del equipo técnico, conferencias y mesas debates con especialistas destacados en el marco de las Semanas de la Ingeniería 2012 y 2013, habilitación de un micro sitio web en la página web de la Facultad con documentos de interés para consulta, elaboración de documentos previos para el debate y la explicitación de la metodología y términos utilizados,  informes de avance al Consejo Directivo y talleres integrados por miembros de todos los claustros, para el análisis FODA y la definición de Visión y Objetivos y Acciones previos a su tratamiento por la Comisión de Planeamiento  y elevación posterior para su aprobación en plenario de Consejo Directivo de la Facultad emitiendo resoluciones al efecto.

Es necesario destacar como fortalezas en este proceso de formulación del PIF el grado de participación de los claustros con talante tolerante ante las ideas diversas constituyendo un intangible que favorece la creatividad, la innovación y la apropiación colectiva de la Visión y los Objetivos y Acciones del PIF, además de la progresiva incorporación de una cultura planificadora por parte los actores universitarios.

Se manifiesta el compromiso público, asumido ante los claustros, del actual gobierno universitario a realizar todas las acciones que en el marco del Proyecto Institucional se han acordado y acuerden, en el convencimiento que el cumplimiento estricto de la palabra empeñada es la mejor valoración del notable esfuerzo realizado y que los beneficios institucionales y resultados esperados serán absolutamente superiores a las restricciones en el margen de  maniobra política de nuestra gestión que pudieran implicar.